36º Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz: Fred Hersch

Fred Hersch

Lo de Fred Hersch no tiene nombre. Es de una maestría sobrenatural. Influido principalmente por Bill Evans y Thelonious Monk (al que rindió un sentido homenaje en su disco Thelonious) éste joven veterano de 57 años , de aspecto frágil, defiende un jazz elegante, sin florituras pero de una riqueza que apabulla. Un artesano amante de la melodía, con un gusto sin par que anoche encandiló a un Mendizorroza hasta la bandera con una sencillez de medios ya que, finalmente salió solo a escena, sin John Hébert al contrabajo ni Eric McPherson a la bateria, como estaba anunciado.

Escuchando los discos del trio se deduce que el concierto hubiese sido muy diferente, quizás más rico, que no mejor, si bien la hora y cuarto de recital fue soberbia, donde no sobró ni un solo segundo. A pesar de las fuentes de las que afirma beber el repertorio fue principalmente de composición propia y de los diez temas que tocó solo dos fueron ajenos, The song is you de Jerome Kern y la bellísima O grande amor de Jobim, que interpretó con un nuevo aire.

Los 8 temas restantes los fue presentando con una cierta timidez, sin dejar de agradecer los aplausos. Brilló con luz propia el estupendo Whirl, de su disco homónimo de 2010, Dream of Monk en recuerdo de su querido pianista o la maravillosa Valentine que sirvió como encore de lujo y preciosista. Desde luego toda una personalidad del piano que consiguió desde sus melodías ensimismadas que no echásemos en falta a la batería ni al contrabajo.

Autor: Javier Ikaz

Comparte esta noticia en

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>