BIME 2013, Viernes 22 de Noviembre

A la espera de si lucce da su versión de la jornada del viernes en el BIME 2013, seré yo el que de la mía.

En una jornada en la que para poneros en antecedentes no soy gran seguidor de ninguna de las bandas.

Con las obligaciones familiares ya cumplidas y tras tomar un refrigerio en los barrios colindantes al BEC, esos que me han visto crecer en Barakaldo, nos acercamos al escenario 3 justo para ver la actuación de John Grant, del que solo sabía que su “Pale Green Ghosts” había sido elegido como mejor disco del año para Rough Trade, y del que preferí no escuchar nada previo a su concierto. El concierto comenzó dando importancia a la versión más folkie del artista, para coger fuerza con los temas con bases más electrónicas de su repertorio y dar un giro hacía pasajes más íntimos a piano. El concierto estuvo bien, aunque seguramente no fuese disfrutable 100%, salvo esa parte central, para alguien no familiarizado con el repertorio del artista. Por momentos el sónido estuvo demasiado alto, con alguna que otra saturación, aunque en ningún caso molesto. Quizá sean cosas de la edad.

Concierto de John Grant en el BIME

John Grant sobre el escenario 3 del BIME

Tras finalizar este, nos dirigimos al escenario 2 a disfrutar de Grises, con la intención de ver completo su concierto, pero había algo en el ambiente que impedía conectar, algo que ya había intuido en el anterior concierto, la gente, salvo honrosas excepciones, parecía que no estaban al festival, pensando quizá más en algún concierto en concreto, incluso del día siguiente, y utilizando el contexto del festival para pasar un buen rato con amigos mientras de fondo se escuchaba buena música. Y quizá por ese frío ambiente y por la obligación de ponerme al día con mis acompañantes, también caí en ese error, y para cuando quise centrarme en el concierto ya era demasiado tarde para sacarle partido, por lo que en cuanto vimos el primer fogonazo de luz en el escenario 3, pusimos rumbo al mismo para ver si con el directo de Manic Street Preachers encontrábamos las sensaciones que en un festival de estas características se buscan.

Los Manic Street Preachers saben lo que se hacen sobre un escenario, no en vano llevan más de 20 años en esto, sin separaciones ni retornos, y su apuesta por las guitarras es una apuesta a caballo ganador, una apuesta a la que aunque le costó, al final consiguió derrotar al gélido ambiente y conseguir que la gente se pusiese a botar y corear. Eso sí, en determinados momentos, y de nuevo en este escenario 3, el volumen jugó malas pasadas, sobre todo cuando entraba la voz de James Dean Bradfield, el sonido se saturaba y en este caso si que llegó a ser molesto. Pero de todas formas, el concierto si que cumplió su cometido como cabeza de cartel del viernes, y tras el me despedí del BEC hasta el día siguiente con un buen sabor de boca.

A esta primera jornada le faltó ambiente de festival, y público, creo que habían unos cuantos menos de los 8.000 que comentan las fuentes oficiales, aunque según me comentaron al día siguiente mis acompañantes que si aguantaron la jornada completa, con The Asteroids Galaxy Tour, y sobre todo con «rinôçérôse», todo un valor seguro festivalero, la jornada si que debió alcanzar el notable.

Autor: JaeT32

Comparte esta noticia en

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>