El bueno, el feo y el raro: Los Planetas

Los Planetas

Inauguramos esta sección con uno de los gurúpos de pop indie más importante que ha dado Graná, y es que parece que hay que ser de por allí para hacer el “indie” y ser reconocido. Un grupo intoxicado por las melodías ruidistas y etéreas de los primeros Flaming Lips, Spacemen 3 o Mercury Rev entre otros, y creado a principios de los 90 con ese ep que ya apuntaba maneras llamado “Medusa” donde J ya daba muestras de llevarse muy bien con su hermana.

Pero no me voy a extender con una biografía que ya sabéis de sobra casi todos vosotros, solamente me voy a parar en tres discos, tres paradas necesarias en una obra intensa, interesante, pionera y, en ocasiones, manierista. Pero vamos por partes:

EL BUENO: Cuando me preguntan cuales son mis discos favoritos (sí, tengo ese tipo de conversaciones de vez en cuando) no sé que contestar, pero siempre me vienen a la cabeza dos discos que yo considero perfectos, discos a los que no les falta ni sobra una coma. Uno es “So” de Peter Gabriel, y el otro es “Una semana en el motor de un autobús” de Los Planetas. Un disco, éste último, que sintetiza de manera perfecta sus primeros años, las melodías son inmejorables (Segundo premio, La copa de Europa), sus letras golpean porque parecen sacadas de nuestra vida, cada canción es como un película en la que nos gustaría salir (bueno quizás en Toxicosmos no). Un disco para la primavera, el verano, el invierno, pero sobretodo para el otoño, porque a cada verso cantado con desgana por J (con la voz en su mejor/peor momento) caen tantas cosas…
EL FEO: Recuerdo cuando salió, por aquella época todos nosotros sabíamos las fechas de lanzamiento y nos lanzábamos a las tiendas con la intención de ser los primeros, que nadie se nos adelantase, estábamos viviendo en unos días “emplanetados”, íbamos a todos sus directos, en la lonja sonaban constantemente (junto a Extremoduro), así que resultó un tanto extraño cuando compramos, quitamos el plástico y escuchamos por primera vez “Encuentros con entidades”. Un disco irregular, no malo (para eso ya estarían los siguientes), pero a medio camino, la primera decepción, esa novia (o novio) que de pronto te dice que no, que lo ha pensado mejor. De pronto Los planetas no eran perfectos, el dolor fue intenso y demoledor y lo curioso es que no era tan malo el disco, solo irregular, feo. Pero no acabábamos de reconocerlo, eso sí, por las noches, antes de acostarnos, nos sorprendía una tímida lágrima rodando por unas mejillas en las que aún no había rastro de barba.
EL RARO: Desde aquí rompo una lanza contra el consumo de cualquier tipo de drogas (incluídas las permitidas). Creo que lo más estúpido que hacemos y decímos es después de haber consumido algo (_________________, que cada uno rellene con su producto preferido), y afortunadamente nunca he sido consumidor de nada que no se vendiese en un bar o estanco, quizás por eso visitar las grow-shops de mi pueblo, una tras otra buscando el numero 100 de la revista Cáñamo me resultaba un tanto inquietante (luego supe que también se vendía en los kioskos). Mi nuevo interés literario no era otro que el regalo que incluia dicha publicación: ¡un cd inédito de los granaínos! Un disco de 40 minutos, larguísimos y tremendamente narcóticos con el genial título de “Los planetas se disuelven“, estupendo juego de palabras que nos mostraban a unos chicos, ya creciditos, que cuidaban las presentaciones de sus obras, así como los textos (aunque luego no se entiendan, o como en este caso no existan), en definitiva unos chicos listos que jugaban a “que se les iba la olla”, aunque estaban muy centrados. Un canto de cisne en su obra (antes de su salto mortal hacia los abismos del flamenco). Luego nada fue lo mismo, y es que no tenía por qué serlo.

Autor: Javier Ikaz

Comparte esta noticia en

5 Comentarios

  1. el 14 de agosto -gratis-Jaiak-Donostia

  2. Para feo, feo, “contra la ley de la gravedad”, ese si que era irregular, sólo vale medio disco, de la mitad hacia abajo, caca. Y otra cosa, que hay de malo en decir MALO? porque el EP que regalaba Cáñamo no era feo, ni raro, ni irregular… era malo!! hay que decirlo más!!!!

    Pero que artículo más malo!! Dios!! os vais de vacaciones y dejáis al becario que os escriba? o es “la hermana pequeña” de alguien??

  3. Maldito becario… XD

  4. la verdad es que esto es lo que se me ocurrió escribir cuando los de la furgo me dijeron que no me iban a pagar

  5. Suficiente que te ponemos el aire acondicionado de la furgo con el calor que hace, que la gasolina está muy cara, ;).

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>