‘When We Were The Best’: la improbable afterparty tras el bolo de Miles Kane en Bilbao

miles_kane_lfa

Llevo mucho tiempo pensando en hablar con Javi, el capo del Panorama, y montar una fiesta titulada ‘When we were the best’ en la que toda una noche no dejen de sonar bandas como Shed Seven, Elastica, Dodgy, Cast, Echobelly, Lightning Seeds, Hurricane # 1, Supergrass, Supernaturals, Oasis, Gene, Embrace, Blur

Una noche de homenaje, with two eggs, al Brit Pop, género, sub-género, etiqueta, producto, sub-producto… llámenlo como quieran, que, durante una época, significó mucho para los que, por entonces, éramos unos pubertos que querían llevar patillas peludas y flequillos beatlianos. Unos adolescentes que se sentían los mejores y que se desgañitaban con esos himnos procedentes desde las Islas británicas.

Una noche para reivindicar ese britpop que puede, no lo niego, haber envejecido mal pero que, al mismo tiempo, parece haber encontrado un paladín con el que no da tanta vergüenza sacar pecho en su defensa. Hablamos del señor Miles Kane, ese jovenzuelo que tocó en los (poco escuchados por mi parte) Rascals, ese mozalbete que nos encandiló, junto al mono ártico Alex Turner, en ese maravilloso proyecto que fue The Last Shadow Puppets… Ese veinteañero apadrinado por Paul Weller que, en definitiva, resucita el espíritu ‘Live Forever’ más gallagheriano.

Y es que vaya dos álbumes en solitario, señoras. El “Colour of the Trap” de 2011 (un tratado del mejor pop, rock, glam envuelto en la Union Jack) que, por cierto, entró en el top 10 de lo mejor del año de La Furgo, y el “Don’t forget who you are” del presente curso que sigue la estela de su predecesor, mejorándolo, revisitando referencias pretéritas onda Who, Rolling, etcétera… Un disco muy de pinta de cerveza en la previa de un partido en Anfield Road (el bueno de Miles Kane es un gran hincha del Liverpool, por cierto), muy de reediciones años 90 de chaquetas de tres botones, de Desert Boots y de Lambrettas… Muy de pubertos desgañitándose con esos himnos procedentes de las Islas Británicas, vaya.

Vamos, que no sólo no da vergüenza escuchar el britpop en la forma en que lo expone Miles Paul Kane, si no que mola a un nivel año 1994, a un nivel “Definitelly Maybe”. Total, que si hablo con Javi y montamos esa fiesta llamada ‘When we were the best’, una buena fecha podría ser la del próximo 5 de noviembre, martes (un poco puñeta el día, sí), ya que el protagonista de este post, esto es, Miles Kane, estará actuando en Bilbao, en el Kafe Antzoki (21:00 horas, 17 € anticipada, 20 € en taquilla). Una (muy improbable, admitámoslo) afterparty de un bolo al que le tengo muchas ganas y del que ya os diré si cumple o supera mis positivas expectativas.

Autor: lucce

Comparte esta noticia en

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>