Bernardo Bonezzi en la sala Rockstar de Bilbao

Bernardo Bonezzi en la sala Rockstar de Bilbao

De nuevo el dichoso fútbol reinó la noche, por las calles se agolpaban los hinchas, hinchados de emoción (y alcohol). Como si de una manifestación de no indignados sino todo lo contrario, las masas se dirigían a Pozas y calles aledañas a evitar que se acabase la noche, su noche, ajenos al concierto que estaba a punto de empezar en la sala Rockstar. No voy a entrar a valorar la importancia del deporte rey en la sociedad, ni mi total indiferencia ante el mismo, no voy a caer en el error de pensar que lo bueno era estar en el concierto en vez de en los bares viendo la repetición de las jugadas pero, de nuevo, me dio mucha pena que el artista (la semana pasada Munlet, ahora Bernardo Bonezzi) viera su presentación tan herida de muerte. Y es que en el concierto estábamos 16 personas. Contadas una a una.

Bernardo Bonezzi ha sido considerado como el Mozart de la movida madrileña. Niño precoz, tocaba la guitarra ya con 5 años y con 13 fundó Zombies, uno de los grupos fundacionales de dicha movida. Entre una veintena de canciones compuso la que es quizás, para mí, la mejor canción de aquella época, esto es Groenlandia y tras dos discos el grupo se separó. Años después sacó junto a la cantante Didi St. Louis un disco, poco antes de dedicarse en cuerpo y alma a las bandas sonoras de películas y series de televisión. Y es que el grueso de su obra son composiciones instrumentales.Por ejemplo las bandas sonoras de los films de Almodóvar hasta Mujeres al borde de un ataque de nervios, Todo por la pasta de Enrique Urbizu, y un sinfín de películas, además de crear las sintonías de series como Farmacia de guardia, Todos los hombres sois iguales o Canguros entre otras. A mediados de 2000 sacó una trilogía instrumental de las horas del día: La hora del lobo, La hora azul y La hora del té. Un disco de canciones pop con mala suerte (el sello cerró sin poder distribuirlo) El viento sopla donde quiere y recientemente dos discos sacados a la vez; el instrumental Esencias y el de canciones La esencia de la ciencia. Toda una obra, sin duda.

Pero a pesar de dicho bagage, Bernardo Bonezzi es un gran desconocido y apenas estaba anunciado el evento. Del disco que presentaba, La esencia de la ciencia, tuve noticias cuando vi uno de los dos o tres carteles del concierto, no sé si estará sonando por las radios, pero desde luego no está entre los regresos más esperados del pop. En cuanto al concierto, pues no deja de ser triste que, después de 32 años sin pisar un escenario, la vuelta al ruedo se haga abriendo una gira en un lugar tan poco apropiado como Bilbao el día de “El Partido”

Bonezzi ya no es ese chico, con aspecto de primero de la clase, que bailaba de manera espasmódica, se le nota mayor. Nunca ha tenido voz ni ha cantado bien, pero hay canciones de éste nuevo trabajo donde esa carencia se hace demasiado notoria y quizás la banda no suena todo lo bien que debería sonar, teniendo en cuenta que su lider es un compositor consumado. No obstante el concierto me gustó, a las canciones en solitario se juntaban las de Zombies, que no han envejecido nada mal.

Del nuevo disco tocó 5 (Concupiscencia, Monica suspira, La resiliencia, Terapia ocupacional y el single Como en un espejo), de su disco con Didi St. Louis revisitó Banderas y La herencia (el potente inicio de concierto), de El viento sopla donde quiere cayeron Cristal oscuro y La vida salvaje y de Zombies nos recordó No puedo perder mi tiempo, La muralla china, La venganza de Cthulu (instrumental sicodélico que aprovechó para descansar), Cleopatra y la serpiente, la estupenda Extraños juegos (la cima del concierto sin duda), La estatua, Groenlandia (que quedó un tanto floja) y Contacto en Zurich. En total 17 canciones en hora y cuarto más o menos.

Esperemos que tenga más suerte en la gira, porque Bonezzi, aunque ya no sea el mismo, sigue siendo un nombre importante en nuestra música. Respeto absoluto.

Autor: Javier Ikaz

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Hombre, la verdad es que ver un concierto con tan poca gente da mucha pena, pero lo cierto es que el partido era de los importantes y llevaba Bilbao muchos días revolucionados con el encuentro.

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Warning: Parameter 1 to W3_Plugin_TotalCache::ob_callback() expected to be a reference, value given in /homepages/31/d303188853/htdocs/lafurgonetaazul.com/wp-includes/functions.php on line 2981