Contradicciones Ante el Soul de Eli ‘Paperboy’ Reed

Eli Paperboy Reed

Un cartel de “Sold Out” preconizó lo que, a priori, nos íbamos a encontrar el pasado jueves 18 de noviembre en el Kafe Antzoki de Bilbao: una lata de sardinas patilludas, modernistas y elegantes que iban a sudar con los ritmos de uno de los fenómenos actuales de un soul añejo: Eli ‘Paperboy’ Reed y su explosiva banda The True Loves.

La creme de la creme bilbaína y de las cercanías se reunió para presenciar un show del que todos habían oído maravillas por lo abrasivo de su espectáculo, por el derroche de su frontman y por su calidad musical. Y es cierto que algo así es lo que se vivió esa citada noche, pero quizá se quedó un poco corto para los que ya habíamos tenido la suerte de presenciar el directo del repartidor de periódicos de Boston, como es el caso de este humilde escribano.

Y es que, casi un año después de mi primera vez ante Eli y compañía (la noche de reyes pasada en el festival Actual de Logroño), aún estaba impactado por lo presenciado. Sin embargo, esta vez, no estuvo mal pero no fue tan bruto como en aquella. Quizá es que el señor Reed andaba flaqueando a estas alturas del año ante una extensa y agotadora gira que le ha llevado por todo el mundo; quizá es que tuviera la garganta maltrecha (lo cual no es de extrañar, dados sus impresionantes gritos) lo cual llevó a la organización a pedir que el público asistente no fumara (algo que no había visto nunca y que, como podrán imaginar, no fue secundado por parte del respetable); a lo mejor es que su último trabajo, el ‘Come on Get It‘, se mueve por devaneos más pop en los que la garra queda aparcada en detrimento de más melodía… Sea como fuere, sea porque le faltaba escenario o, simplemente, porque segundas partes nunca fueron buenas, la actuación del pasado jueves no me impresionó tanto como el bolo de Logroño.

A pesar de ello, a día de hoy es una auténtica gozada poder asistir a un concierto de estas características, es decir, con una banda de acompañamiento que roza la perfección, con una actitud abierta y dialogante que invita a la participación del público por parte del líder o, en definitiva, poder ir a un espectáculo de soul puro que nos retrotrae a lo que debieron ser, allá por los 60, directos de monstruos como Otis Reding o James Brown en el Apolo (aunque algunos hayan evitado el paralelismo con éste último en su crónica. Un saludo, Kó)

Por mi parte eché en falta, curiosamente, temas calmados, baladones con alma, en los que Eli parece desnudarse a su público. Asimismo, la gente que ya le habíamos visto, también echamos de menos la entrega que lleva al pequeño soulman a revolcarse por los suelos y a acabar con la elegante camisa totalmente empapada en sudor…

Eli Paperboy ReedAún así, poniéndome en la piel de mis acompañantes neófitos, se puede dar fe de que, aún a medio gas, el directo de Eli ‘Paperboy’ Reed & The True Loves es arrollador, invita al baile y a quedarte con la boca abierta; y es que les sobra calidad y, evidentemente, canciones: repaso completo a sus dos últimos trabajos con una mayor implicación del respetable cuando eran temas de su anterior e impresionante disco ‘Roll With You‘.

En resumen, que creo que, pese a lo expuesto, el concierto de Eli fue perfecto para ir sin conocerlo o para ser la primera vez que alguien acude a verlo; pudo resultar decepcionante para los amigos que habían escuchado loas increíbles a sus directos (no en el caso de los míos); y, por último, un poco descafeinado para los que no era la primera vez que veíamos este show.

En cualquier caso, lo que está claro es que, hoy por hoy, un directo así es garantía de calidad y no tengo ninguna duda de que, a pesar de que esta crónica les pueda parecer contradictoria, si mañana mismo Eli ‘Paperboy & The True Loves volviesen a actuar en las cercanías, el que abajo firma volvería a estar presente para disfrutar de ellos.

Autor: lucce

Comparte esta noticia en

6 Comentarios

  1. muy buena crónica, me pasó lo mismo la segunda vez que le vi. eli es un espejismo en la musica actual, pero es que la primera vez en logroño fue apoteósico y las comparaciones…

  2. Nchttt, y yo no me enteré… sé que hay muchas páginas donde se anuncian los conciertos de la semana, del mes, e incluso del año, pero deberíais escribir, de vez en cuando, los conciertos a los que tenéis intención de ir, y si fuera posible, una pequeña reseña, o pequeñas crónicas de anteriores conciertos del mismo artista que habéis visto. Más que nada porque me es imposible conocer a todos los grupos que nos visitan, y en éste caso me hubiese encantado ir a verlo.
    Eskerrik asko!

  3. Gracias Krapolis!! Tú estuviste conmigo en Logroño y es que nos quedamos patidifusos…

    Alex, he leído la crónica que enlazas. Muy buena y me alegro de tan buena valoración. Yo, de verdad, no he querido pecar de escéptico ante la evolución de Eli. Es decir, y creo haberlo dejado claro, su concierto fue muy bueno… Simplemente, que le factor sorpresa que influyó en mi “primera vez” no estuvo presente en ésta.

    E Ibon… El concierto de Eli lo había anunciado yo mismo en dos entradas anteriores, pero enmarcadas en mi sección de los viernes (el Beat Friday). Quizá eso haya podido despistar… Pero qué os tengo dicho, ¿eh? Hay que leer todo lo que se escribe en LFA, jejejeje

  4. Vale, no lei el artículo entero, pero ahora lo he hecho 3 veces seguidas, y no veo por ningún lado la reseña de Eli.
    Es lo mismo, eh?
    Pero sí, a partir de ahora, a leer todo!
    gracias!

  5. Me alegro mogollón de que lo disfrutaras. Este chaval nunca ha sido santo de mi devoción y las comparaciones con los monstruos sagrados que citas le quedan pero que muy, muy, muy grandes grandes. Copycateo por un tubo, eso si , con mucha gracia.

    Entiendo que lo disfrutaras y me alegro de que así fuera

    Un abrazo con mucho Swing

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>