Libros y comics que tienes que leer antes de morir #1. Libros

Chica leyendo en la ventana.

Pues bien, detrás, o mejor dicho, debajo de título tan trillado se encuentra esa obsesión por las listas y la necesidad de recopilar gustos propios o ajenos. Hoy, sin ir más lejos he pedido una lista a una conocida sobre comics, esos que me tengo que leer impepinablemente, pero ya se sabe que esta clase de peticiones suelen ser un arma de doble filo, vale la pienso pero tú haces otra lista, así que como preveía que me podía extender, en lugar de un mensaje privado he decidido convertirlo en post y, de paso, hacer un recuento de todas esas lecturas que me apasionan. Y siguiendo con los tópicos, no están todos los que son pero sí son todos los que están. Empecemos por los libros. Vamos allá

  • Rayuela (Julio Cortázar), porque el argentino puede ser riguroso a la vez que fantasioso, lúdico y apasionante. Un novelón que se puede leer de dos maneras distintas, al estilo de aquellos tomitos rojos de Elige tu propia aventura. También diría Historias de cronopios y de famas, Un tal Lucas, 62 modelo para armar
  • El Aleph (Jorge Luis Borges), porque debajo de tanta erudición y tanto palabrerío docto, los relatos de éste librito son fascinantes y abren mundos diferentes a cada página. También diría Ficciones entre otros.
  • El camino (Miguel Delibes), por la maestría con que Delibes narraba la vida, la sencillez, esa cosa tan difícil, y también Los santos inocentes, El disputado voto del señor Cayo.
  • La lluvia amarilla (Julio Llamazares), por ser un cronista tan veraz de la soledad y de la muerte, en éste desesperado monólogo del último habitante de un pueblo. También diría Tanta pasión para nada, Entre perro y lobo, Escenas de cine mudo
  • El hombre duplicado (Jose Saramago), por ser el libro que me hizo decidir leer toda la obra del portugués, divertido y profundo, una novela de ideas. También diría El evangelio según Jesucristo, Las intermitencias de la muerte….
  • Crimen y castigo (Fedor Dostoievski), por ser mi primera novela favorita. Me apasionó la historia de Raskolnikov y de su mano me empecé a interesar por la literatura rusa. También diría El jugador, El doble, El idiota
  • El árbol de la ciencia (Pio Baroja), por ser el único libro que recuerdo que me mandaron leer en el instituto y de verdad me gustó, perfecto para conocer a uno de mis escritores de cabecera. También diría Las inquietudes de Shanti Andia, Zalacaín el aventurero, La busca
  • Lunar Park (Bret Easton Ellis), por atreverse a fabular con su propia vida en un libro que llega a ser de terror. Al igual que Stephen King, Easton Ellis es un creador de atmósferas insanas. También diría, Glamourama, Menos que cero, American Psycho
  • Verdes valles, colinas rojas (Ramiro Pinilla), una mastodóntica trilogía que narra varias generaciones de dos familias, los Altube y los Baskardo, en un microcosmos en que Ramiro Pinilla sitúa todas sus novelas. También diría Huesos, Seno, El salto, Solo un muerto más, La higuera
  • Libro del convaleciente (Enrique Jardiel Poncela), por ser un bálsamo para los enfermos, así lo explica en el prólogo. Un libro de textos cortos, a cada cual más absurdo. También diría La tournée de Dios, Eloísa está debajo de un almendro, Espérame en Siberia vida mía
  • Coltan (Alberto Vázquez-Figueroa), es por poner uno, porque cualquier libro de Vázquez-Figueroa es recomendable, por ser ligeros, entretenidos, mientras que siempre guarda una denuncia. También diría Sicario, Vivir del aire, Por mil millones de dolares, Tuareg
  • Los muertos no se tocan, nene (Rafael Azcona) más conocido por sus guiones para Berlanga que por sus novelas, Azcona fue un representante único de ese humor negro, cruel, tan nacional. También diría El pisito, El cochecito, El repelente niño Vicente
  • La metamorfosis (Franz Kafka). No se puede decir mucho ya sobre ésta joya de apenas 100 páginas. Claustrofóbico, inteligente, genial. También diría El castillo, America, Meditaciones
  • Las mil y una noches (Anónimo) por ser la Biblia de la narración contada. cientos de historias que se incluyen dentro de otras historias. Apasionante.
  • Mi último suspiro (Luis Buñuel narrando su vida a Jean Claude Carrière) El resumen divertido y apasionado de una de las figuras más importantes de nuestro cine.
  • Trilogía de Marte (Kim Stanley Robinson), compuesto de Marte rojo, Marte verde y Marte azul, componen junto a su epílogo Los marcianos que salió aparte el mejor acercamiento sobre la terraformación de dicho planeta, miles de páginas de ciencia ficción hiperrealista.
  • La fábrica de las avispas (Iain Banks) por ser una extraña novela de final sorprendente que me dio a conocer a un escritor sin par del que intento leerme todo lo que pillo. También diría Los pasos sobre el cristal, El negocio, Una canción de piedra, Cómplice….
  • Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer (David Foster Wallace) por la capacidad de su malogrado autor de analizar todo lo que hay a su alrededor de manera tan incisiva. También diría La niña delpelo raro, La broma infinita, Extinción
  • Libertad (Jonathan Franzen), por ser la primera obra maestra que he leído en lo que vamos de siglo. También diría Las correcciones.
  • Wilt (Tom Sharpe), por ser una de las novelas más divertidas que haya leído jamás. También diría, Los Grope, Zafarrancho en Cambridge, Reunión tumultuosa
  • Síndrome de albatros (Gonzalo Suárez) por ser una novela fresca, divertida, profunda y muy arriesgada escrita por un joven de 74 años. también diría, El hombre que soñaba demasiado, Ciudadano sade, De cuerpo presente
  • Los millones (Santiago Lorenzo), por ser el debut sorprendente en la literatura de uno de nuestros cineastas más personales. Agria y divertida, sin duda el nuevo Azcona. Ahora acaba de publicar su segunda novela, Los huerfanitos, en Blackie Books.
  • Marinero en tierra (Rafael Alberti) por que, a pesar de que leo poca poesía, éste libro me enganchó. También diría La arboleda perdida.
  • El amante (Marguerite Duras), por ser una novela arriesgada y muy valiente, teniendo en cuenta que son una especie de memorias.
  • Inés y la alegría (Almudena Grandes), porque aparte de la simpatía que me causa su autora, consigue emocionar hablándonos de la tan manida Guerra Civil.
  • Ética para Amador (Fernando Savater), por ser un tratado sencillo sobre ética escrito a su hijo, cuando era niño, pero que sirve para que todos sepamos con sencillez sobre Spinoza y demás. También diría La aventura de pensar.

Bueno, y aquí acaba ésta lista, más bien tonta, de los libros que me han venido a la cabeza. También añadiría la lista que hice hace poco sobre los libros infantiles y juveniles. Espero que tengáis vida suficiente para leerlos, y otros muchos libros más. Eso sí, continuará…

Autor: Javier Ikaz

Comparte esta noticia en

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>