Lori Meyers, Joaquín Sabina y Love of Lesbian a Tres Bandas

El texto o textos que van a encontrar a continuación conforman una crónica hecha a tres bandas por tres de los colaboradores de LFA que acudieron a tres conciertos distintos en la misma fecha, el pasado viernes, 12 de noviembre. Tres visiones distintas de tres artistas o grupos de artistas distintos, intercaladas en una sola. La magia furgonetera, amigos…

Lori Meyers Largas colas para entrar a la Fever provocadas porque, al parecer, al entrar a la sala bilbaína, te canjeaban tu entrada por una pulserita con un código que, según nos dicen, permite acceder a una serie de premios; seguimos y un tipo armado con una cámara réflex nos invita a posar delante de un Photocall como si fuésemos estrellas del papel couché; la siguiente parada de este circo es una amabilísima señorita que nos proporciona un ticket para que consumamos, por la patilla, un pelotazo de Jack Daniel’s mezclado con el refresco que queramos; y acabando este carrusel, otra pizpireta señorita se sube a las tablas del escenario y ejerce de speaker para el todavía escaso público que puebla la Santana… Pero esto qué es, ¿un concierto de Lori Meyers o una puta fiesta privada del Sabina?

Joaquín Sabina¿Pero esto qué es? ¿un concierto de Sabina o del enésimo grupito indie que por mor de algún dial de intenciones alternativas ha elevado hasta los altares? Bolsos cruzados con chapitas, viejóvenes de coleta cana y barbas progre, mujeres aniñadas para la ocasión, enfundadas en vaqueros, cuyas costuras sufrirán hasta altas horas de la mañana de tan prietas que van, pero sobre todo malotes de barrio lumpen, proyectos de “torete”, más cerca del rojoygualda y del Alonso que del Bakunin aquel, ataviados con bombín, que es lo que no se deja de vender en los puestecitos de marxandising o merchandengels, a elegir. Esta noche no hay ideologías, hoy reinará el amor, traído con alfileres por un bardo de delicada salud eterna. Una noche de amor hetero, homo…Y más de un malote sueña con ver realizado algún amor de lesbiana…

Love of LesbianLove of Lesbian viven un momento dulce, no sé cuándo ni cómo han conseguido pasar a ser un grupo que llena allí donde va y eso mismo consiguieron el pasado viernes y previamente el jueves en Bilbao. Tuvieron el honor de reventar el Kafe Antzokia dos días seguidos y eso que hace poco ya se pasaron por la capital vizcaína, pero eso nos daba igual, allí estuvimos aguantando la cola de entrada entre heavys camuflados, barbas mal cuidadas y fans de John Boy, para vivir nuestra particular nochevieja de 1999.

Al año 1999 sonaba la banda Reina Republicana, conjunto pamplonés con sabor a Donosti Sound y deudores, sin ningún género de duda, de gente como Le Mans, que se encargaron de endulzar durante media hora el ambiente antes de que los verdaderos protagonistas de la noche, los granadinos Lori Meyers, saliesen a escena vestidos de riguroso negro y prestos a repasar su último disco de estudio, ‘Cuando el Destino nos Alcance‘, un trabajo que ha obtenido disparidad de opiniones: para unos con sabor a vinagre y para otros con olor a Rosas.

Rosa no quería perderse a su poeta, apuraba a solas un kalimotxo en vaso de plástico, como aquellos que tomaba en la Semana Grande de 1999, pero en aquella ocasión no le faltaban pretendientes, vestidos de un riguroso negro, como si previesen, muchos años antes el luto actual de ella. Se debatía si coger el móvil y mandar un mensaje a Rosendo, el compañero de trabajo. Lo pensó un momento, tenía gracia, Rosa y Rosendo, ella romanticona y boba, él un heavy camuflado de barba poco o nada cuidada. Pero a ella siempre le habían gustado los desaliñados, como Joaquin, su Sabinadetodalavida, la única persona capaz de congregar en plena crisis a tanta gente de tan diferente ralea a 48 euros (sin consumición) la fiesta. Y sale a escena y está muy mayor y con muy poca voz, como Rosa, y parece triste y solo, como Rosa, pero es parte de un guión, de un papel, el del poeta bohemio y solateras, un papel de perdedor que empieza a no ser creíble, no como en Rosa, que está pensando, no sin cierta sorna, pero seriamente hacerse lesbiana.

Rosa definitivamente se había hecho lesbiana, bueno ella y cada persona que abarrotada la sala esa noche. Cantó sin cesar cada una de las canciones que esgrimieron durante las más de dos horas que duró el concierto. Ella se preguntaba todo el rato ¿Habré acertado? ¿tenía que haber ido a Lori Meyers?, ¿tal vez hoy era la última oportunidad de ver a Sabina en directo?…pero según avanzaba la noche se dio cuenta que estaba en el lugar y momento idóneo para dar rienda suelta a su nueva condición, sobre todo después de ver a alguno de los componentes del grupo en paños menores. Terminado el concierto, salió a la calle con ganas de comerse el universo infinito al que pertenecía en ese momento, aunque sabía que solo tendría ese momento para disfrutar porque luego todas las noches empezarían a ser reversibles.

La noche, que empezó siendo light, se volvió reversible y dio paso a un torrente enérgico y frenético en el que Lori Meyers pusieron patas arriba la Fever. Rescatando hits de sus dos primeros discos y provocando que todos los asistentes que tenían dudas respecto a su último trabajo regresaran a casa con el afán de pinchar ese ‘Cuando el Destino nos Alcance’ con otra actitud. Apoteósico concierto con un final espectacular que disipó todas las dudas de este servidor hacia los granadinos y que le llevó a compadecerse de sus dos compañeros de Furgoneta que, en esos mismos instantes, habrían acabado de ver a Love of Lesbian y a Joaquín Sabina.

Autor: lucce

Comparte esta noticia en

3 Comentarios

  1. Una oportunidad a Cuando el destino nos alcance es necesaria. Yo se la he dado y no me ha defraudado. Solo por ser los Lori ya la merecen.
    El disco suena increible.Tiene un sonido limpio y poderoso. Yo creo que ha gustado menos, porque prácticamente no hablan de amor – desamor, que ha sido siempre el sello característico de los Lori. Pero he visto en alguna presentación del disco que decía Noni que le parecía muy frívolo hablar de amor tal y como está la realidad social. A mi me parece muy valiente esta decisión. Según dijeron ellos están muy contentos porque suenan a lo que querían sonar y tienen la conciencia tranquila. Puede que hayan defraudado a amantes de los Lori, pero no ha decepcionado a ningún amante de la música, porque musicalmente el disco está muy por encima de lo que viene haciendose en España. Para mí es un disco 5 estrellas, aunque esxasean las canciones con poso sentimental que son las que más perduran y emocionan. Tenemos Lori Meyers para rato.

  2. ¿Pero a qué mente estúpida se le ocurrió la idea de cruzarlas? Es absurdo! ;)

    Muy geniales las crónicas, lucce y cía!
    A mí me hubiese costado muchísimo decidirme por uno… Habría acabado en Lori, porque no los he visto aún, y me merecen más una oportunidad. Incluso por su último disco. Que yo no creo que sea tan malo, ni nada…

  3. Como ya he dicho arriba, Dandy del Extrarradio, tras el concierto me he puesto a escuchar el último disco de los Lori Meyers con otra actitud y es verdad que es un trabajo que gana con las escuchas.

    Y ya te digo, Tiab… Sólo a una mente enferma se le pudo ocurrir eso de las tres crónicas cruzadas… Ojalá que siga dándonos ideas así ;-)

Trackbacks/Pingbacks

  1. lucceListas: Los Discos Nacionales de 2010 | La Furgoneta Azul – Musica Independiente – Musica Indie - [...] un concierto, un muy buen directo hace que cambie la perspectiva respecto a un disco. Antes del bolo de …

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>