Vuelvo al Indie

The Pains of Being Pure at Heart

Una de las mayores capacidades que tiene la música, así como otro tipo de disciplinas artísticas, es la de evocar situaciones, paisajes, lugares, instantes… conocidos o no. Vividos o no. Desde hace unos días estoy viviendo una especie de deja vú (o cómo coño se escriba), una especie de regresión sonora a otros tiempos ya pasados.

No es la primera vez que me ocurren este tipo de cosas. No es la primera vez que un grupo contemporáneo o actual practica un estilo anterior calcándolo de tal manera que, como digo, te teletransporta a otras épocas. Me pasó con los Dungen, grupo sueco que, a pesar de editar su disco ‘Ta Det Lugnt’ en 2004, su sonido te llevaba directamente a la campiña inglesa de los años 60 (puesto hasta arriba de ácido, eso sí)

Pues eso, a lo que íbamos, que me ha vuelto a pasar. Lo que últimamente veo mientras escucho el trabajo que no puedo parar de pinchar en mi reproductor estos días son camisetas a rallas horizontales y Adidas Gazelle; veo pelos largos cuidadosamente despeinados; veo el FIB en el velódromo. Escucho a los Ride, a los Pastels, a los Cocteau Twins, a los Trembling Blue Stars e incluso a los House of Love. Acompaño a mis amigos teenagers al local de ensayo a aporrear guitarras e intentar sacarles distorsiones imposibles. Escucho en Radio 3 ‘Mi hermana pequeña‘. Veo indie. Vuelve el indie. Vuelvo al indie.

Vuelvo, por tanto, a aquellos noventa que tanto molaron, en los que consumía música incansablemente, a aquella época pre-internauta en los que coleccionaba canciones y discos de forma patológica en formato físico…

Vuelvo al indie de la mano de un grupo de 2009 (o disco editado este año) llamado The Pains of Being Pure at Heart y su trabajo homónimo. Como en el caso del conjunto sueco que les comentaba anteriormente, estos neoyorkinos tenían que estar en la escena en el año 93, y no más de 15 años después, mirándose a los pies como buenos shoegazers.

Magnífico LP con todas las influencias antes citadas, pero sonando con una gran vigencia. A apuntar, a recordar y a guardar en esa caja donde se apelmazan todos esos discos que empezaban a acumular polvo. Mola mucho. ¿Volverán realmente los noventa?

PD: escucha el ‘The Pains of Being Pure at Heart’ de The Pains of Being Pure at Heart aquí, recuerda tener instalado Spotify (si no lo tienes te invito, maja)

Autor: lucce

Comparte esta noticia en

4 Comentarios

  1. Estoy de acuerdo…con estos tios no se q me pasa…que no puedo…parar de escucharlos…el dia 17 los voy a ver en barcelona…y espero un concierto potente…( hay haber cuando vuelven los planetas ya…)

  2. otro grupo que me ha transportado a otros tiempos es The Big Pink.

    Por cierto (ya aprovecho) tenemos la lista de los 10 discos favoritos de toda la historia que su batería ha confeccionado para mediovacío.

  3. Y yo creo que estos The Pains of Being Pure at Heart en directo tienen que sonar espectacular, pero no entiendo porque en Barcelona cuestan 25€ y en Bilbao 15€, cosas del marketing….

  4. A mí me recuerdan más a los últimos 80 que a los primeros 90. Como los Horrors y algún otro. Buen texto, en cualquier caso.

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>