Mis Encuentros y Desencuentros con The Charlatans

Cartel del concierto de The Charlatans en Fever

Existe un tipo de bandas de esas que te marcan en la adolescencia, que forman parte de tu biografía musical y que, por ese motivo, uno acaba siendo super condescendiente con ellos pese a que, objetivamente, algunos de sus nuevos discos sean bastante flojos.

Son ese tipo de bandas a las que siempre prestas atención, saque lo que saque, y de la que siempre miras en su página web, en su sección On Tour, por si se diese la casualidad de que su gira les traiga cerca de casa, a pesar de que sabes, porque lo has leído, que sus directos siguen la misma progresión negativa que su música de estudio.

Son esos grupos con los que te sientes piadoso, condescendiente, amable, cariñoso y tierno. Conjuntos que son como un hijo para una madre, es decir, que siempre estarás ahí, aunque hagan las cosas muy mal.

Seguro que todos tenemos, al menos, un grupo de esos; yo he de reconocer que unos cuantos, pero hay uno con el que he estado a punto de perder la paciencia. Son los otrora grandiosos The Charlatans. Y es que he pasado tanta vergüenza con algunos de sus últimos discos que a punto he estado de renegar de los mancunianos para siempre.

Y es que artefactos como ‘Wonderland‘ o ‘Simpatico‘ ya eran como para sonrojarse, más a sabiendas de que Burguess y compañía han sido capaces de hacer trabajos impresionantes como el ‘Some Friendly‘, ‘Up to our Hips‘ o, mi favorito, ‘Tellin’stories‘.

Insisto: a pesar de lo bochornoso de discos como esos citados, volver a himnos como ‘The Only One I Know‘ o ‘North Country Boy‘ hace que uno se reconcilie de nuevo con los Charlatans y que les dé una nueva oportunidad. Y claro, esta situación ya se produce con cada nuevo disco; de hecho, ahora mismo, estoy valorando cómo me va con el nuevo trabajo de los de Manchester, ‘Who We Touch‘ y he de decir que, hasta el momento, salvo un par de temas flojillos, me ha sorprendido gratamente y parece que van recuperando el sonido y personalidad que los convirtieron en una banda de cabecera.

Además, The Charlatans se acercan el próximo día 5 de noviembre a Bilbao a presentar este nuevo disco y a celebrar el quinto aniversario de la sala Fever. Evidentemente, habrá que estar allí. Las dos últimas (y únicas) veces que les he visto en directo, una de cal y otra de arena. Me gustaron mucho el año que tocaron en el Ebrovision y me decepcionaron en su cita en el BBK Live.

En fin, encuentros y desencuentros, relaciones de amor – odio que sólo te pasan con la gente (o con las bandas) que realmente te importan. Eso me pasa a mí con The Charlatans. Eso he tratado de explicaros.

Autor: lucce

Comparte esta noticia en

2 Comentarios

  1. me encanta todo lo que escribes, eres genial, qué te parecen LOS RETROVISORES?, los escuchè ayer por primera vez, un poco pegijeras, no?

  2. Esa fan cacereñaaaaa!!!

    Pues no conozco a Los Retrovisores aunque sí me suena haber leído alguna vez algo de ellos. Viniendo de quien viene la recomendación, no dudes que les daré un par de escuchas.

    A ver cuándo creáis el Club de Fans de lucce por aquellas tierras!! ;)

Trackbacks/Pingbacks

  1. The Charlatans en el V Aniversario de la sala FEVER: Veni, Vidi, Vici | La Furgoneta Azul – Musica Independiente – Musica Indie - [...] que nos temíamos lo peor antes del concierto (y en posts anteriores en este mismo vehículo) comenzamos a intercambiar …

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>